Síguenos:  

 

¿Qué tan importante es el contacto visual con tu caballo?

Existen muchas teorías sobre la importancia de mantener o evitar un contacto visual al momento de aproximarnos a un caballo. Algunos expertos dicen que se debe evitar, otros que lo debes de mantener y la verdad es que al final de cuentas quedas confundido.

            Seguramente Ustedes hayan leído o sepan que cuando de caballos se trata, el lenguaje corporal es sumamente importante, cada movimiento del cuerpo, de nuestros brazos, manos, vista tiene una lectura en el “idioma equino”, por llamarle de alguna manera. Además los caballos son maestros en el manejo de las distancias, es decir, tenemos que definir muy bien las aproximaciones, pues el acercarnos demasiado rápido o despacio tiene un significado para ellos. En esta ocasión quise dedicar mi colaboración a este tema, al cual  he dedicado  mucho tiempo de observación y conclusiones personales que quiero compartir con todos.

            Recuerdo que en mis inicios, una de mis bibliografías preferidas en las que Yo fundamentaba mi técnica era la de Monty Roberts (uno de los gurús más conocidos en el manejo natural de caballos), donde el mencionaba la importancia del contacto visual a la hora de trabajar el caballo. Por ejemplo, mencionaba que al hacerlo trabajar en círculos, si haces contacto visual ojos con ojos (tus ojos en los del caballo), tiene un efecto diferente a cuando tus ojos los pasas a la grupa del caballo. No se imagina cuanto tiempo dediqué a este ejercicio tratando de tener fuerza en mi mirada y más aún, que tuviera el efecto que Yo esperaba. Sin embargo, a medida que he ido aprendiendo de la comunicación no verbal con los caballos, he llegado a mis propias conclusiones, que llegan a mi mente mientras leía el resultado de una investigación de la Universidad de Pensilvania.

            La investigación a la que me refiero se llevó a cabo con 104 caballos que pastaban en libertad (que eran mansos o tenían manejo), con los cuales se buscó aproximación y el resultado fue que el 71% de los caballos  con contacto visual fueron capturados, mientras que el 66% también fueron capturados sin nada de contacto visual. A continuación pondré algunos ejemplos para que Usted realice sus propias deducciones.

            No cabe duda que la práctica hace al maestro y cuando se trata de comunicación efectiva con caballos tenemos que invertir algo de tiempo en esto. No se preocupe por las críticas ya que mientras nos tratamos de comunicar con el caballo tenemos que hacer algunos movimientos extraños a los ojos de los humanos.