Síguenos:  

 

La Equitación en México

Por David Alonso

Quiero compartir con Ustedes algunas reflexiones con motivo de mi visita a una reconocida competencia charra acá en el Norte y por la proximidad de competencias estatales en preparación para Congreso Nacional Charro. Lo anterior, derivado de observaciones que pude hacer en el día de mi visita y como resultado de la convivencia que he podido tener con escaramuzas, charros, vaqueros, entre otros amigos jinetes.

De entrada pude ver que la calidad de los caballos cada vez se ha ido incrementando, ya se ven pocos caballos malos, hasta los de los arreadores han mejorado. También pude ver mayor tecnología en todas partes, por ejemplo: El tipo de arena en el piso, una rastra especializada para que después de cada charreada quedara nivelado el piso, los tipos de frenos en los caballos (más variedad de bocados), las protecciones, caronas o sudaderos, incluso sillas charras específicamente caladoras, etc., afortunadamente todo encaminado al bienestar del caballo, en lo relacionado al desempeño de su función. Sin embargo, donde no vi mucho avance fue en lo que se refiere al trato de los caballos y la manera de pedirles las cosas, sigue estando presente la violencia y dice un dicho “cuando un jinete recurre a la violencia es porque se le acabó la técnica”.

Es precisamente en el tema de la técnica donde quiero centrar mis comentarios. En algunos países como Portugal, España, Francia, Austria, etc., existen escuelas de equitación reconocidas y no me refiero a una Institución física sino al tipo de equitación que es distintiva de cada país, pero que sin duda tienen muchos elementos  comunes.  Reflexionando sobre este tema me quedo pensando que en México “no tenemos” o “no podemos” decir que existe una Escuela Mexicana, ya que la charrería aunque es un deporte consolidado en toda la extensión de la palabra, carece de muchos elementos para ser considerada una Escuela dentro de la Hípica y les diré porqué.

En algunas clínicas a escaramuzas cuando les comento de ir a la mano, hacer cambios de mano, mover los hombros, grupa, etc., hagan de cuenta que les estoy hablando en otro idioma. Ahh… pero no es exclusivo de las mujeres porque también sucede con algunos coleadores o caladores, pero lo más interesante es que no es exclusivo de la charrería, sino en general de los deportes ecuestres en México.

Considerando las suertes de nuestro deporte nacional, se me ocurría por ejemplo que en la cala en vez de dar adicionales por dar más lados o darle tanto valor a los piquetes de la punta, se le diera mayor puntuación a ejercicios que requieren un mayor grado de dificultad de los caballos y jinetes como: Iniciar la carrera a la mano que diga el juez y no a la que se le facilita al caballo, premiar con adicionales si el calador pudiera hacer cambios de mano durante la carrera en la línea recta o si al hacer la punta se le reconociera al jinete por no jalar tanto la rienda (como regularmente se acostumbra). Tal vez me dirán que no es reining, pero se equivocan si lo pensaron, pues basta con echarle una hojeada al Libro del Charro Mexicano de Don Carlos Rincón Gallardo donde él habla de este tipo de cosas e incluso muestra una fotografía punteando su caballo con las manos en la teja de su montura.

Que interesante sería si a la escaramuza se le premiara por ir en el abanico todas a la mano o en algún ejercicio todas al parejo pudieran hacer un cambio de mano. También en el uso de la vara (que es una ayuda y la utilizan más para castigar el caballo que para controlar sus movimientos). Afortunadamente en el caso de las escaramuzas ya he escuchado algunas iniciativas encaminadas a certificar las “competencias laborales” de quienes se dedican a entrenarlas.

Sé que estos temas pueden ser motivo de mucha polémica y discusión, por lo que políticamente pudiera ser inconveniente para algunos dirigentes abordarlos, pero definitivamente esta es la única manera de hacer crecer nuestro nivel caballístico. Yo espero que mis comentarios lleguen a los oídos de las personas influyentes de los deportes ecuestres en México ya que solamente tienen un sentido propositivo.

Espero sus dudas o comentarios al correo Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. o en el sitio www.brionatural.com